Consejos para reclamar un vuelo cancelado
Consejos

Consejos para reclamar un vuelo cancelado

Las limitaciones y restricciones de viaje provocadas por la pandemia han ocasionado la cancelación de miles de vuelos y retrasos importantes en otros tantos. Esta clase de incidencias suelen afectar mucho a la experiencia de viaje, por lo que es importante conocer nuestros derechos como pasajeros para saber cómo realizar las reclamaciones correspondientes en caso de ser necesario.

Existe un protocolo establecido para reclamar vuelo cancelado en conformidad con el reglamento 261/2004 de la U.E y por el Convenio de Montreal. Según las condiciones en las que se produzca la cancelación del vuelo es posible solicitar una indemnización económica que va en función de la distancia del vuelo.

Además, en caso de que consideres que la reprogramación de la fecha de vuelo hace que el viaje ya no tenga sentido, dañando planes específicos como bodas, reuniones laborales o entrevistas de trabajo, es posible solicitar la devolución total del coste del vuelo.

¿Qué hacer en caso de un vuelo cancelado?

En primer lugar, es necesario conocer todas las reglas y supuestos que se aplican en el reglamento 261/2004 de la U.E y el Convenio de Montreal. Las aerolíneas tienen la obligación de entregar esta información en el preciso momento de reservar los billetes y también exhibirla en los mostradores de facturación para que el viajero tenga claridad sobre sus derechos.

Para vuelos cancelados, es posible reclamar una indemnización de hasta 250 euros para vuelos cancelados que cubrían una distancia de entre 1 y 1.500 kilómetros. En caso de vuelos con distancias de entre 1.500 y 3.500 kilómetros, la indemnización sería de 400 euros. Finalmente, se llega a los 600 euros por vuelos de rutas mayores a 3.500 kilómetros.

Ahora bien, ¿cómo actuar en caso de que la aerolínea cancele nuestro vuelo? Lo primero que debemos hacer es conservar toda clase de documentación que documente la existencia del vuelo y la cancelación del mismo, para luego ponernos manos a la obra con la reclamación, la cual se puede hacer por cuenta propia o utilizando una empresa especializada en esta clase de gestiones.

Los pasos a seguir serán los siguientes:

  1. Presentar una reclamación formal ante la aerolínea, para lo cual será necesario utilizar el formulario de reclamación de derechos de los pasajeros aéreos de la UE.
  2. En caso de no recibir ninguna respuesta, es posible continuar el reclamo ante la administración nacional del país donde el vuelo fue cancelado.
  3. Si ambos, tanto la aerolínea como la administración nacional deciden ignorar el caso, es posible iniciar un procedimiento extrajudicial, presentando el reclamo a una entidad de resolución alternativa de litigios.
  4. Cuando la cancelación del vuelo ocurre dentro de un país de la Unión Europea, es posible utilizar el denominado proceso europeo de escasa cuantía.
  5. Finalmente, si quieres ahorrar tiempo y procedimientos, es posible dejar el caso en manos de una empresa especializada en reclamación de derechos que, por una comisión de la indemnización, se encargará de todo el caso con una tasa de éxito muy elevada debido a su experiencia y conocimiento de los reglamentos.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: